Edificio de oficinas

El proyecto consta de 4 plantas sobre rasante y una planta de sótano para parking y se organiza de la siguiente manera:

En la PLANTA BAJA se encuentra el showroom que se muestra directamente a la calle, aunque los contenidos están ocultos detrás de los expositores.
A este espacio se puede acceder tanto desde la parcela como desde la PLANTA JARDIN por la que también se condicionante tendrá una gran importancia a la hora de desarrollar el proyecto. De este modo, la parte trasera de la vivienda queda semienterrada en la ladera, consiguiendo así que el volumen quede integrado en el paisaje, pasando a formar parte del mismo como si fuese un cuerpo pétreo.
Por otro lado, la ubicación cuenta con vistas privilegiadas a la costa, por lo que otra de las premisas es crear una vivienda cuyos espacios se encuentran volcados al mar, diluyéndose la transición entre espacio interior y exterior a través de amplias terrazas a modo de mirador. El tratamiento de la vegetación completa el paisajismo de la casa, integrándola en el entorno gracias a la masa arbórea, que además proporciona intimidad.
Estructuralmente el proyecto utiliza un sistema a base de hormigón armado visto, de modo que además de ofrecer una solución constructiva al proyecto, conforma también el acabado interior de la vivienda, que es en última instancia una gran cáscara de hormigón.
accede a las oficinas.

La PLANTA JARDIN es la plaza pública del edificio, un espacio que dota de singularidad y calidad a todo el complejo. Aquí se encuentra el control de acceso y algunas de los usos más públicos del edificio. Desde el control de acceso podemos subir a las plantas de oficinas o bajar al Showroom, espacio que se va mostrando conforme nos acercamos a este control.
A la planta jardín se accede por una suave rampa que recorre el jardín hasta llegar al control de acceso.

En las plantas tercera y cuarta se encuentran las PLANTAS DE OFICINAS. Se ha optado por buscar la tipología de planta que proporcionara la mejor iluminación natural sobre los puestos de trabajo.
Las dos plantas abiertas al patio central generan unos espacios de trabajo más acotados, pero a su vez directamente relacionados con todos los demás trabajadores. Estas dos plantas se conectan visualmente a través del patio y además están unidas directamente por dos escaleras lineales.
La planta de cubiertas está preparada para captar energía solar y transformarla en electricidad y a su vez regular térmicamente la carga solar en el
edificio.

PROYECTO: Edificio de oficinas, Madrid
FECHA: 2019
ARQUITECTURA: Daniel Solbes, Jose Luis Duran, Javier Yañez, en colaboración con Reformarketing