El complejo está situado en una finca virgen en Bahía Ballena, térmio de Uvita, en el sureste de Costa Rica.

Se plantea un hotel de última generación, integrado en el territorio y con un nivel de desarrollo paisajístico y medioambiental que permite una implantación armónica en el entorno.

El programa comprende la construcción de una zona residencial con oferta de diferentes tipologías, según la zona de implantación, en espacios más cerrados por el bosque, o más abiertos frente al océano, pero con las mismas características principales: el aprovechamiento del entorno y la privacidad entre viviendas, sin perder de vista los espacios comunes, proyectados para favorecer las relaciones y actividades al aire libre.

 

OBRA: Complejo turístico 56 villas

FECHA: 2019

EMPLAZAMIENTO: Costa Rica

ARQUITECTURA: Daniel Solbes, José Luis Durán, David Moreno