El proyecto para las viviendas del campo de golf parte del estudio urbanístico del campo de golf donde analizamos dos aspectos fundamentalmente: movilidad y relación de la edificación con el entorno natural.

El edificio busca una máxima relación con el entorno, por lo que se entrelaza con él. La forma de zigzag consigue este propósito a la vez que condiciona los distintos espacios más o menos públicos. Además es una forma que nos permite ir alargando y acortando las edificaciones para adaptar el edificio al terreno consiguiendo un máximo de viviendas con conexión directa al exterior.

La mayor parte del edificio queda enterrado o por debajo de la rasante. Esto, únido a la vegetación que penetra en el interior, hace que el edificio pierda volumen y se funda con su entorno. Las viviendas actúan como filtro entre el mundo del coche y el entorno del golf. El coche queda atrás, no es visible desde la vivienda y desde las viviendas se accede directamente al golf.

En el desarrollo de las viviendas hemos tenido en cuenta conceptos de bioclimática para minimizar el consumo de energía y buscar un diseño más sostenible. Se ha estudiado el soleamiento, la inercia térmica y la ventilación. Igualmente se ha adaptado la técnica constructiva y la materialidad a los condicionantes locales consiguiendo al mismo tiempo soluciones más económicas.

 

 

OBRA: Viviendas Zig-Zag en parcela M11 en Bernia Golf

FECHA: 2006

EMPLAZAMIENTO: Callosa d'en Sarrià

CLIENTE: MIRAGOLF PLAYA S.A.

PRESUPUESTO: 7.724.500 €

ARQUITECTURA: Daniel Solbes Ponsoda, José Luis Durán Arribas

COLABORADORES: Tanit Prieto (Estudiante), Carlos Godoy (Estudiante)

  C/Abad Nájera nº6 · Telf.965 21 75 65

  http://www.houzz.es/pro/